Run ZX 2018: encuentro con el pasado y presente, de la microinformática de 8 bits

Me he permitido la osadía de copiar el título del post de la información que ponían a nuestra disposición los organizadores del evento Run ZX 2018, pero es que es la mejor manera de definir este tipo de eventos. Ayer estuve, junto con mi hijo en este evento de retroinformática dedicado al ZX Spectrum (y todos los trastos invención de Sir Clive Sinclair) y, la verdad, lo disfruté un montón, ¡muchas gracias chicos!

En principio mi único objetivo era intentar interesar a mi hijo en la programación, yendo al taller de creación de videojuegos con scratch, que estuvo muy bien, pero se quedó corto (otra horita más le hubiese venido al pelo).

Allí estábamos varios padres con sus hijos (la mayoría de mi edad o similar) y otros interesados en esto de hacer juegos retro… Todo muy ameno y con una dificultad muy asequible, aunque, como digo, se quedó corto y luego me quedé un rato al medio día terminando el juego con mi hijo (al menos en lo de generar interés estuvo bien).

La sección de charlas me la perdí, pero el programa era muy interesante (si eres tan “nostálgico” como yo) y la exposición tenía piezas muy interesantes, no solo de los ordenadores ZX que ya conocía (incluso tengo alguno) sino de los aparatos previos de Sinclair (radio en miniatura, calculadoras, etc.) y, además, una impresionante colección de carátulas del difunto Azpiri todas ellas muy impresionantes.

La segunda parte, dedicada a crear un juego conversacional con el parser DAAD que duró el doble de horas se volvió a quedar muy, muy corta, en parte por que era la primera vez que se daba y había herramientas muy beta que no se habían probado adecuadamente y, en parte, porque es un tema muy árduo de contar en tan poco tiempo. Conseguimos compilar la aventura de ejemplo (que no es poco) y nos tuvimos que ir.

Pero, en suma, yo disfruté como un enano, reviviendo mis tiempos mozos y disfrutando la experiencia con mi hijo que, en el fondo, supongo que empezaría a descubrir las razones por las que su padre compra cosas tan viejas de vez en cuando.

Gracias de nuevo, espero que haya muchos más.

Año nuevo, consola vieja

Bueno, en realidad no es una “consola” son muuuchas consolas en una. Ya os conté anteriormente como había construido mi mini máquina aracade.Esta vez, viendo que se habían vuelto a poner de moda las versiones “mini” de las consolas retro (que, por cierto, estoy intentando coleccionar) decidí construirme la mía… No sería mucho más barato, pero si que tendría el control de todo lo que metería en la misma. Este es el resultado:

Estuve tentado de imprimir también la carcasa en 3D con mi impresora.. Pero sabía que el resultado iba a ser peor y quería algo que fuese, como mínimo, familiar. La consola es capaz de ejecutar juegos de NES, SNES, Megadrive, Master system, PSX, Neo Geo, Game Boy, GBA, Game Gear y Arcades… Además, he incluido que se puedan ejecutar programas del CPC 464 y de C64 y VIC-20… Vamos, todo lo que puede dar de si una Raspberry Pi 3.

Así que aquí os dejo la lista de “ingredientes” para que los vayáis preparando:

También se puede hacer con una SD de 8Gb, pero entonces podrás meter menos juegos. El resto de lo necesario supongo que ya lo tenéis (cable HDMI,cargador y cable de móvil microusb)

Cuando las tengáis continuamos… No quiero que nos precipitemos… Así tenemos proyecto para el año nuevo.

Por cierto… ¡Feliz 2018!

Retroinformática… La nostalgia del viejo informático

Hoy estreno una nueva sección, bueno, no una sección, porque no tengo de eso, pero si una nueva etiqueta que añadir a las que ya tiene este blog: “retroinformática”. Para todos aquellos de vosotros que no sepáis de qué va la cosa, os lo resumo muy fácil: “deleitarse con la historia y los viejos cacharros informáticos”.

En una entrada anterior (la de la pantalla de cartón) ya describía como construir una pantalla para un ordenador completamente obsoleto y en la entrada de la máquina arcade os mostraba cómo montarte una máquina de videojuegos “retro” en casa. Así que algunas pistas ya teníais.

Hoy os voy a contar algo un poco más prosaico, cómo conseguir ejecutar cualquier programa en un CPC 6128 sin tener necesidad de tenerlo grabado en un disco de 3″ a la vieja usanza… Eso si, nada te impide seguir coleccionando los discos si quieres.

El cacharro que hay que comprar (si, hay que comprarlo, se podría construir con los esquemas, pero es demasiada complicación por el momento y tenemos un amable polaco que nos lo hace por una cantidad de dinero muy razonable):

img_0569Lo conseguí aquí: http://www.sellmyretro.com/offer/details/Amstrad-CPC-6128-USB-floppy-emulator-11507?lang=es_ES

El proceso, tal como indica en su página, es bastante sencillo.

Para alimentar el aparato se necesitan 5V, con un conector similar al que tiene de entrada el CPC6128 (y el 464), inicialmente utilicé un cargador que tenía por ahí y posteriormente simplemente me construí otro conector que salía de la fuente de alimentación del monitor y así tenía menos cables por el medio. Una vez todo montado luce así:

img_0571Solo quedaba un problema, y es convertir los dsk a hfe (el formato que utiliza este firmware). Para la gente que tiene windows o mac no hay problema, hay una versión compilada para ellos aquí…. Para los que no (yo uso ubuntu) te tienes que descargar las fuentes de aqui: http://sourceforge.net/p/hxcfloppyemu/code/HEAD/tree/ y compilarlo, lo que te dejará tres archivos:

hxcfe, libusbhxcfe.so y libhxcfe.so

Dado que no lo explican en ningún sitio, yo he creado un script para convertir dsk a hfe y es este:


#!/bin/bash
HFE=`echo $1 | sed s/dsk/hfe/g`
echo "Convirtiendo $1 en $HFE"
hxcfe -finput:$1 -foutput:$HFE -conv

Una vez convertidos y puestos en su sitio los .hfe podemos usarlo de la siguiente manera:

img_0572

Y podemos ver la lista de todos los directorios hasta que lleguemos al que queremos que sea nuestro disco virtual para luego ejecutarlo:

img_0573

Y con esto y un bizcocho…. Me voy a jugar con mis viejos juegos…