Negacionistas

Supongamos que Guillermo es una persona normal, con una carrera técnica en la que sabe un montón de lo suyo y muy poco de lo demás, obviamente no es médico ni nada similar. Un día, en base a unas molestias se pasa por el médico y después de hacerle unas pruebas le diagnostica un cancer.

Guillermo, no contento con el diagnóstico y acojonado como no podía ser de otra manera, decide visitar a otros médicos, solicitar otras opiniones a conocidos oncólogos y todos coinciden en el diagnóstico, cancer. Por suerte es tratable y solo se le pide que empiece el tratamiento cuanto antes.

Pero algo no le cuadra a Guillermo, decide que lo que los médicos han estudiado y a los pacientes que han tratado no son sinónimo de que tengan la razón, intenta documentarse y visita internet con asiduidad, por desgracia el 99% de lo que encuentra le confirma el diagnóstico y el tratamiento. Para el sería una jodienda tener que someterse al tratamiento y decide elegir al 1% que le dice que los médicos están todos compichados con las farmacéuticas para vender carísimos tratamientos contra el cancer y que, en realidad, sus síntomas se curan con agua diluida en principios mágicos…

Guillermo ha decidido que la ciencia médica ya no le sirve, que él y los cuatro iluminados de internet son más listos y ven la verdad más allá de las tramposas multinacionales de las medicinas. Así que se niega a recibir el tratamiento y decide esperar a que el cancer se cure solo con ayuda de medicinas neanthertales. No le ablanda la preocupación de su familia y amigos, él es más listo y nadie ha sabido argumentarle la forma en que las células sanas mutan en cancerígenas de una manera convincente (nada de estudios con cifras, ni causalidadades de esas que se inventan las farmaceúticas)..

Guillermo es feliz sabiendo que él es más listo que los borregos que le rodean aunque sospechosamente su grupo de afectados por la conspiración global de los falsos diagnósticos de cancer va perdiendo miembros a marchas aceleradas, aunque cada día hay nuevos miembros y él activamente evangeliza a todo el que conoce para que evite seguir el tratamiento…

Guillermo muere entre terribles dolores tras un periodo espantoso donde ha perdido el control de sus funciones motoras poco a poco. ¿FIN?

negar

La historia de Guillermo no es ficción, ahora mismo tenemos negacionistas de cualquier cosa que niegan la evidencia y la autoridad de los científicos para casi todo lo que nos ha convertido en una civilización avanzada. No es ya tener una opinión diferente, eso es muy loable, es pensar que su opinión tiene el mismo peso que décadas o cientos de años de estudios e investigaciones y todo se resume en un «Creo que la tierra es plana ¿puedes hacerme cambiar de opinión?»

Merecemos la extinción, pero ya!

Hay algunos que ya se dan cuenta…

Twitter y tus contraseñas

Esta mañana me he encontrado con este mensaje al abrir twitter:


Al margen del fastidio que supone, siempre, tener que cambiar una contraseña, lo importante del mensaje es que te confirma que ESTABAN GUARDANDO EN CLARO TU CONTRASEÑA. Es decir, cualquiera que haya tenido acceso a estos datos tendría tu contraseña y tu email sin tener que descifrar nada. Al margen de lo legal / ilegal / moral que sea esta práctica, esto supone que si usabas esa contraseña en cualquier otro sitio TIENES QUE CAMBIARLA YA… No solo la contraseña de twitter, sino cualquier otra cuenta en cualquier otro servicio que usase esa dirección de correo y esa contraseña o una variación de la misma.

El tener que guardar contraseñas distintas y dificilmente «deducibles» es algo que os estoy recomendando continuamente. Por eso creé nomorepass y, por eso, os ruego que empecéis a usarlo ya mismo antes de que puedan pasar cosas más peligrosas. Te explico cómo cambiar la contraseña antigua de twitter si la tenías en nomorepass (si no ya es hora de que vayas cambiando):

  1. Abre la página de twitter (te saldrá el mensaje que vemos arriba) y pincha sobre el botón Ir a configuración, te aparecerá una pantalla como esta:
  2. Pincha en el botón derecho sobre «Contraseña actual» (recuerda, cuento con que te has instalado la extensión nomorepass en el ordenador) y selecciona la opción «usar nomorepass»
  3. Te aparecerá un código qr en pantalla
  4. Selecciona, en tu móvil, la contraseña de twitter que tenías para esa cuenta y escanea el código qr
  5. Verás que la contraseña antigua se ha rellenado, es hora de editar la contraseña para poner una nueva, pulsa sobre el icono de editar en esa misma contraseña:
  6. En la pantalla de edición pulsa sobre «Generar nuevo password»
  7. Pulsa modificar
  8. Vuelve a repetir la operación de dar al botón derecho -> usar nomorepass -> escanear qr para enviar la nueva contraseña (dos veces)
  9. Si no se enciende el botón de «Guardar cambios» es porque no ha detectado que hayamos tecleado nada. Simplemente haz click en cualquiera de los campos de contraseña y escribe y borra un espacio (por ejemplo)

Y ya está, tienes la nueva contraseña segura en tu aplicación nomorepass y puedes seguir seguro en twitter (siempre que no vuelvan a guardar en claro las contraseñas nunca más)… Todo ventajas.

Cheto lo será tu padre!

chetosComo ya os comenté en la entrada anterior, estoy dedicando mucho tiempo a esto de jugar al ingress, explorando sus capacidades de realidad aumentada e intentando descifrar el complicado entramado social que se construye a su alrededor. Uno de estos elementos sociales son los grupos de usuarios de la misma facción en una región determinada. En mi caso me tocó Madrid, que es la comunidad en la que juego.

Les conocí cuando era nivel 6 (el nivel 8 es el máximo) y me ayudaron un par de veces dándome munición, desde que subí a nivel 7 no he vuelto a recibir ninguna ayuda suya, de todas formas lo entretenido es subir por ti mismo, por lo que tampoco lo echo de menos. Al subir al nivel 8 me invitaron a su «club del 8» donde se habla mucho más, se coordinan ataques o sirve como lugar donde desahogarse de las incidencias del juego. Después de 3 meses en ese club ayer decidí abandonarlo. La razón para ello es sencilla, se había convertido en un «salvame deluxe» para jugadores amargados.

Lo que era un juego divertido donde tenías la posibilidad de conocer a otros jugadores de ambas facciones se había convertido en un juego de secretos, insinuaciones y quejas constantes. El nivel de paranoia llegó a tales extremos que aparecían «chetos» (del inglés to cheat, el que hace trampas) por todas partes. Es cierto que el juego permitía hacer trampas «chungas» como teletransportarse y aparecer en sitios en los que no estabas (mediante técnicas como fakegps y otras) y eso afectaba mucho al juego al desilusionar a los que jugaban moviéndose fisicamente y con mucho esfuerzo. Esos chetos siguen existiendo y están haciendo mucho daño al juego. Reportarlos a Naintic parece que no funciona demasiado bien, aunque supongo que tarde o temprano se encontrará la solución técnica y desaparecerán. Pero la paranoia llegó a niveles insospechados cuando acusaron de chetos a cuentas que habitualmente iban juntas a jugar y que, como el club no los conocía personalmente, sospechaban que se trataba de un «multicuenta» y no eran dignos de compartir hagout con ellos.

Sin pruebas y en plan gallinero empezaron a atacar verbalmente a personas que solo habían cometido el error de introducir en el juego a su pareja, hermano o hijo y que, por otra parte, todavía estaban a niveles bajos que no ofrecían tampoco ningún problema para los jugadores avanzados. En fin, que sin pruebas y con el único objetivo de demostrar ante la otra facción que ellos eran más limpios y más honrados (y así evitaban que se les investigase a ellos por otro lado) habían convertido una sana comunidad de jugadores en una caza de brujas sin sentido y a cada momento que pasaba iba resultando menos interesante seguir en esa comunidad… Así que tras el abandono de uno de mis amigos del grupo por acoso, decidí dejarlo yo también. Como escuché una vez: «no dediques tu tiempo a quien no lo merece». Y en estas estamos.

Me estoy pensando muy seriamente si abandonar el juego (esto será inevitable, antes o después) o seguir a mi rollo un tiempo más hasta que me canse. Sea como sea, esto es un juego y su objetivo es pasárselo bien, si quisiera ver trapos sucios o gente insinuando, acosando, gritando y escuchándose solo a ellos mismos, encendería la tele y pondría telecinco. Para todos ellos un último mensaje: «¡cheto lo será tu padre!«.

Nueva actualización para el Kindle (2.5)

Ayer encontré en mi correo un mensaje de Amazon indicándome que tenía disponible una nueva versión del firmware para mi Kindle 2.

Dado que no tenía cobertura en el pueblo, me he esperado hasta hoy para hacer la actualización a la versión 2.5.2 que incluye, según Amazon las siguientes mejoras:

  • Colecciones: Organizar los libros, audiolibros y documentos personales en una o más de una colección. Las suscripciones se podrán añadir a colecciones en kindle.
  • PDF Pan y Zoom: Zoom en los PDFs y movimiento al rededor para ver pequeños detalles en tablas o gráficas.
  • Proteccion por password: Permite poner un password para cuando no se usa el kindle.
  • Más fuentes y claridad mejorada: Dos fuentes más grandes y más definidas para una lectura más conformtable.
  • Post a Twitter y Facebook: Comparte pasajes de libros con amigos en facebook y twitter diréctamente desde el kindle.
  • Pasajes populares: Mira cuales son los pasajes más importantes para la comunidad kindle en los libros que estás leyendo.

Lo primero que hice, justo después de actualizar el aparato (una delicia, ya podría ser así la actualización del iPhone), fue ligar mis cuentas de twitter y facebook a mi kindle (así veremos en los próximos días cómo funciona). La verdad es que es bastante sencillo, simplemente en settings -> manage your social networks. Esto nos abre un navegar (si, esa funcionalidad que nos negaba Amazon a los clientes extranjeros) y nos permite hacer login en las dos redes. Por cierto, y sin que sirva de precedente, si entrais por esa opción podreis usar el navegador libremente (todavía no se si me cobrarán por el tráfico wispernet), pero me permitió navegar a www.biblioeteca.com pasando antes por una búsqueda en google… Y eso me permite saber que el user-agent del kindle es:

Mozilla/4.0 (compatible; Linux 2.6.22) NetFront/3.4 Kindle/2.5 (screen 600x800; rotate)
y que es incapaz de ejecutar casi todo el javascript en modo básico (se activa si cambiamos a modo avanzado)… Además de descubrir que la IP desde la que accede es: kindle-user.whispernet.com.

Hasta que no vea si Amazon me cobra algo más, creo que no voy a hacer más experimentos… Pero siempre es agradable ver que eso del navegador en el kindle no era un mito. Es más, después me di cuenta que en Experimental -> Basic Web Browser se podía acceder tranquilamente al navegador…

Tras crear un par de colecciones (para separar la literatura de los libros técnicos) y ver que, por fin, parece que eso de las carpetas para organizar iconos ha llegado a dos de mis dispositivos (en el iPhone no apareció hasta el iOS 4) y comprobar el movimiento de zoom del PDF: básicamente elijes un % de aumento y se te muestra un recuadro para que selecciones una zona, nada muy práctico para leer, pero si para ver algún detallito que se te queda corto en la vista por defecto y decidir que no quiero proteger por password mi kindle (no es muy agradable andar tecleando cada vez que salta el protector de pantalla) me pongo a ver la parte social que es lo que me tiene intrigado.

Elijo un libro cualquiera (el de Enrique Dans: Todo va a cambiar«), activo el 3G (si, es que si lo dejo todo el tiempo activado me quedo sin batería muy pronto) y selecciono una sección del texto… Pulso ALT+enter (que es lo que dice tengo que hacer para compartirlo), me pide meter un mesaje para acompañar el enlace y veo aparecer en twitter esto:

y en facebook esto:

Highlight en kindle

En enlace, en ambos casos, nos lleva a una url de Amazon, donde se muestra completa la cita que he marcado en el libro y el origen de la misma (en mi caso Personal Document ya que no venden ese libro para Kindle…).

Por el momento no he visto una mayor funcionalidad en esto, pero con el uso supongo que podremos poner citas desde los libros que estamos leyendo en la playa en nuestras redes sociales y así dar un poco más de cultura (y envidia) a nuestros contactos.

En resumen, una actualización muy recomendable y una razón más para comprarse el kindle si todavía no lo tienes…