El experimento del remarketing

Después de que en el anterior post me quejase amargamente de la persecución de un baner malencarado, por fin su autor (que ya se ha disculpado) ha publicado las conclusiones y motivaciones de su estudio.

Dejo aquí el enlace a su post: Este Banner me persigue, y le agradezco que se haya molestado en disculparse. Ciertamente me ha hecho ver que las cosas que se pueden hacer con las herramientas de marketing de google también pueden usarse para el mal ;-)

Eduard, estás perdonado, pero, por favor, la próxima vez que nos persigas con una campaña de este tipo, por favor, pon una imagen más agradable como esta:

(Foto sacada de aqui).

Lo que no se es, ¿cuanto te costó esta campaña de “mentalización”?

Este tio me está persiguiendo

Hay una cara que me está resultando súmamente molesta, allí donde vaya en internet, allí aparece su careto, señalándome con el dedo y haciéndome sentir mal… ¡cómo lo odio! Os dejo la foto del interfecto junto con los molestísimos textos que acompañan:
molesto que te cagas
Efectivamente, es un anuncio de google adwords, y es “el anuncio” que me persigue allá donde esté, el culpable de toda esta persecución debe ser el tal Eduard Maeso, y su mierda de remarketing, dejo aquí un enlace al post de su bitácora que habla de ello para que recapacite y deje de molestar a la gente con técnicas tan cansinas y fuera de lugar como estas.

¡Por favor! ¡por favor! Si quieres hacer una campaña de marketing y dejarte los cuartos así como así, al menos, no molestes a tus “potenciales” clientes. Después del soniquete del test de la muerte este es el peor anuncio que he sufrido en mis muchos años de navegar por la red.

Eduard Maeso, por favor, déja de perseguirme y apuntarme con el dedo y te prometo que nunca más visitaré tu blog, ¿vale? Mientras tanto, cada vez que veo al elemento de la foto pincho y se que esos céntimos irán a la saca de google y harán un poco más pobre al ingenuo que ha diseñado la campaña… Animo a cualquiera que sufra este acoso que haga lo mismo…