Impresión 3D: la adherencia

Una vez que conseguí que mi impresora 3D estuviese calibrada (el cabezal se movía paralelo a la cama en el eje X) y que empezó a escupir filamento a una temperatura adecuada, llegamos al siguiente problema… ¿Porqué no se me pega el plástico a la cama?

IMG_20150828_085400Es muy frustrante encontrarse con que el cabezal empieza a moverse de un lado a otro, escupiendo plástico y que, en lugar de quedarse en la cama enfriándose, se levante y se vaya a acompañar al cabezal en su viaje sin sentido… Y es ahí donde empecé a darme cuenta que cada cosita que quisiese hacer con esta impresora sería una prueba más en el examen del “impresor 3D”. Y ahora tocaba estudiarse el tema de la adherencia de la primera capa.

Evidentemente, cuando no te sabes la lección pasa esto:

Como resultado de mis indagaciones he conseguido averiguar varias cosas:

1.- Cada material distinto se pega a cosas distintas a temperaturas distintas. Mi impresora venía con una cama de aluminio a la que pegar una cinta, esto para PLA funciona, para ABS no he probado todavía.

2.- La cama se debe calentar para que el plástico se pegue mejor. En PLA no es necesario en teoría, pero en la práctica he conseguido muchos mejores resultados calentando la cama a 55º que dejándola fría.

3.- Puedes poner encima de la cama lo que quieras, pero asegúrate de tener algo que haga que el material se pegue. Muchas personas ponen un cristal o un espejo sobre la cama para tener una primera capa perfecta, pero ahí si quieres que se te pegue necesitas ponerle algo más (generalmente laca o pegamento)

4.- Todo lo que se pega se tiene que despegar, y cuanto más pegado está más difícil de despegar se hace. Tenéis que tenerlo en cuenta a la hora de retirar la pieza… Yo he tenido que despegar la cinta incluso para poder sacar lo que había impreso… No quiero saber lo que tienen que hacer los que imprimen con ABS y acetona…

5.- Antes de echarle la culpa a la adherencia de la cama vuelve a revisar la calibración, puede que tengas el cabezal demasiado alto o demasiado bajo y por eso no fluye correctamente el filamento.

6.- Prueba, prueba, prueba… Es lo que tuve que hacer, dado que la cinta que venía con la máquina no me convenció me decidí a probar todas las opciones posibles: me compré un cristal para recortarlo a mano (FAIL), compré cinta kapton, cinta de pintor del chino… Y lo que mejor me funcionó fue la cinta azul… En principio es una cinta de pintor normal y corriente (pero azul) que generalmente no se encuentra en ningún sitio, pero tuve la suerte de verla en el Bricor y ¡Bingo! es lo que estoy usando hasta el momento.

Y, al final, conseguirás que la primera capa se pegue (más o menos)… Así fue mi primera vez:

Y lo que veis en la foto superior tardó muchos días en salir de la impresora… Pero al final “me acompañó la fuerza”… ;-)

Más 3D: Calibración, esa palabra

Como ya os comenté en la entrada anterior: Entrando al mundo 3D a lo barato, ahora que dispongo del hardware necesario para imprimir en 3D lo lógico es que quiera imprimir algo. Es lo normal.

No obstante la tecnología actual, al menos la barata, no está preparada para usuarios normales, necesita de experimentados, atrevidos e incansables frikis que estén dispuestos a dejarse horas y horas hasta que esto empiece a funcionar. Una vez montada la impresora y comprobado que todos los cables estaban bien (probando a mover a izquierda y derecha, arriba y abajo, delante y detrás, etc.) lo que me pide el cuerpo es intentar imprimir algo.

Pero, ¡quietos ahí! no es tan sencillo como meter el filamento en el extrusor (¿se me nota ya el uso de la jerga 3d??) e instalar el programa en el ordenador (El Repetier-Host, por cierto, un trabajo excelente), primero hay que calibrarla.

¿Y qué significa calibrar una impresora 3D? Pues básicamente has de conseguir que el eje Z esté paralelo a la cama (debería estarlo con el suelo también, pero ya no puedes contar con que el suelo esté a nivel y la mesa ya ni lo esperamos) y que el cabezal de extrusión (el hotend en este caso) esté a la distancia adecuada de la cama en el momento de empezar a imprimir, porque una primera capa bien hecha es fundamental para que el resto de la pieza se construya adecuadamente.

Lo básico de como calibrar una prusa se puede ver en este video presentado por esta simpática moza:

Aunque no es mi misma impresora, lo básico si que coincide… Aunque no veas lo complicado que es conseguir que el cabezal esté a 0,2 mm de la cama en todos los puntos a la vez.

Después de intentar calibrar varias veces con el truquito de la hoja de papel, moviendo los tornillitos de la cama, moviendo el tornillo de ajuste Z e intentando intuir lo que era la distancia correcta me decido a imprimir de una vez…

El resultado: el esperado. La primera capa no se pega a la cama porque está demasiado cerca, demasiado lejos, porque el extrusor no está a la temperatura, porque el filamento no está bien metido… En fins! Una tarde muy entretenida, aunque finalmente conseguí algún sólido (que parecía más bien las columnas salomónicas del altar de la basílica de San Pedro) no fue hasta unas horas más tarde en las que conseguí algo que, por fin, se podía decir estaba correctamente impreso… Y fue esto (si, un poco friki si que soy):
IMG_20150818_194650Hasta aquí parece fácil y que hemos llegado a un final feliz, ¿no? Pues no… Os seguiré contando.

Entrando al mundo 3D a lo barato…

Hace tiempo que sigo la tecnología de impresión 3D y siempre he deseado tener una de esas maquinas que permiten “hacer sólidos los sueños”, se han oído tantas cosas de gente que se creaba cosas utilísimas con sus impresoras 3D que un gusanillo voraz anidó en mi mente y me repetía “quiero una”, “quiero una”… Pero el precio era demasiado caro para mi (y más en las circunstancias actuales). Pero, mira tu por donde, visitando una página de ecommerce china (aliexpress) me encuentro que ofrecen un kit para montarte una impresora 3D por menos de 300 Euros. ¿Será verdad?

Dicho y hecho, me envalentono y decido hacer el pedido, total, siempre he querido poder hacer prototipos para los aparatos que me invento… Y esta podría ser la oportunidad para ello. Hago el pedido un día 2 de Agosto y espero pacientemente… Dos semanas después una llamada desde la aduana me indica que ya está aquí el paquete y que ¡tengo que pagar 70 Euros de aranceles e impuestos!.. Umm, aún así queda mejor de precio que otros kits que venden aquí… Pago y recibo esto:

IMG_20150813_180211No parece demasiado, así que después de comer me voy a la oficina (es allí donde hice mandar el paquete) y me dispongo a hacer el montaje… Previamente me había informado en un par de vídeos de youtube (este y este) que me sirvieron bastante para hacerme una idea del montaje. Así que me pongo a desembalar y me encuentro esto:

IMG_20150813_183234Amén de la fuente de alimentación, la placa de control y el marco principal que no salen en la foto… Uff! me espera una larga tarde de trabajo.

Siete horas después (a eso de la una de la noche) ya he conseguido montarla completamente. La verdad es que es mucho más instructivo el vídeo que incluye el fabricante que los vídeos de youtube, salvo en la parte de conectar los cables que viene escondida en un archivo adicional (que encontré después de haber terminado el montaje). El caso es que queda así:

IMG_20150814_005029¡Vaya! parece que está cogida con pinzas… Pero bueno, lo importante es que funcione. Esa misma noche me atrevo a enchufarla y a probar a mover los ejes… ¡Y funciona! Vale ya tenemos impresora… ¿y ahora qué? Bueno, he perdido (si, perdido) como un mes intentando hacerla funcionar correctamente… En próximos post lo iré contando con más calma… Por ahora a disfrutar de la imagen de siete horas de trabajo.

Por cierto, el modelo exacto es una “Sunhokey Prusa i3 – modelo 2015” (os dejo el enlace a donde la compré yo).

Construyendo mi propia máquina de arcade

Esta, tengo que reconocerlo, es una entrada que tenía muchas ganas de escribir. Para mi es muy especial el poder construir cualquier cosa, y si esa cosa es útil, o aporta algo a quien la usa, pues mejor que mejor… El caso es que yo, como cualquiera nacido en los setenta, he tenido una infancia y juventud muy influenciada por los videojuegos arcade. Y dado que tenía un ordenador viejo por casa y que me entró la nostalgia de esos tiempos, me puse como tarea construirme una. Y este es el resultado:

bartop_finalAhora bien, llegar hasta este resultado no ha sido fácil, ni rápido. Pero el esfuerzo creo que ha merecido la pena y, la verdad, toda esta actividad de constructor me ha entretenido un montón y me ha despejado la mente de muchos otros problemas….

Y al principio era el ordenador…

La idea que me rondaba por la cabeza cada vez con más insistencia y, revisando mi trastero, descubrí que tenía un ordenador que ya no usaba con una forma que me estaba llamando. El ordenador era este:

IMG_20141026_122921Un ordenador con su base y todo que había servido como kiosko de fotos y que tenía toda la placa detrás del monitor y la base era la fuente de alimentación… Tome unas cuantas medidas y me hice un plano mental, que luego convertí en cartón. Ah! y mientras tanto compré unos mandos arcade para ir notando el tacto del joystick.

Usando un poco de cartón que encontré por ahí e imprimiendo mis plantillas en hojas de papel terminé montando esto:

IMG_20141107_183624Aproveché entre recorte y recorte y me decidií a probar algunas distribuciones linux con mame para darle la vida a mi maquinita. Al final me decanté por Live MameCab, que tenía todo lo que podría desear y se manejaba todo con los mandos. Luego conseguí unos cuantos cientos de gigas en ROMS de mame y, bueno, todavía estoy eligiendo los juegos.

Después de mucho tiempo decidiendo si terminar o no la máquina, me puse manos a la obra y saqué un despiece (todo hecho con el inkscape, a mi el 3d no se me da demasiado bien) y me fui a pedir las maderas. Todo en MDF de 10mm, bastante barato y resistente. El problema es que en la tienda solo me hacían cortes en escuadra y con cierto tamaño mínimo, así que al final lo que obtuve fue esto:

IMG_20141116_131101Y me puse manos a la obra en mi terraza (perdón a los vecinos afectados) y con una sierra de calar que me costó 19 Euros (no se si será desechable, pero los huesos de mi mano terminaron por separarse de la carne del traqueteo). Obteniendo esto otro (se nota que no soy un experto):

IMG_20141116_160907Después de una sesión de lija interminable y de aumentar la contaminación en mi zona con un montón de serrín, empecé el montaje (nota para los que quieran escuchar, la pintura es más fácil darla antes del montaje), pero no podía esperar a verla montada:

IMG_20141116_190102A partir de ver mi caja ya con forma me puse creativo y diseñé (yo co mi gimp y mucho corta-pega) unos vinilos que encargué por internet y que quedaron así:

IMG_20141203_190526Pero claro, no podía pegar el vinilo sobre el MDF (es poroso), por lo que compré un poco de laca negra (me costó más cara que la madera) y le di un par de capas de pintura a todo el invento… La verdad es que queda la mar de bien la laca si se aplica de la manera correcta (no es el caso).

IMG_20141206_184305Una vez seco del todo, ya podíamos poner los vinilos, los mandos (y su glorioso cableado) y el resultado fue este:

la foto 2(1)Para llegar al resultado final (lo que hay en la primera foto) solo le faltaba un panel de metacrilato transparente para el frontal (y así poder poner más vinilos al rededor) y unas luces led para la marquesina, que, como van a 12 voltios las conecté directamente a la fuente de alimentación del ordenador y redirigir el botón de encendido del ordenador a otro más discreto (si, se ve en la foto del principio, pero hay que echarle imaginación, a ver quien la encuentra).

Y ahora a disfrutar… He instalado ya unos cuantos juegos y, la verdad, estoy empezando a jugar con mis hijos y recordando viejos tiempos. Una inversión perfecta.

 

 

Steve Jobs nos ha dejado

Steve Jobs

Aunque era una noticia que se esperaba desde hace tiempo, cuando alguien se entera de que uno de sus ídolos ha muerto, le invade una sensación de perdida irreparable. Este es el caso de Steve Jobs, una personalidad que ha cambiado el mundo.

Al margen de todo lo que objetivamente ha hecho Jobs en sus 56 años para la tecnología, el entretenimiento y el mundo de los negocios, lo que a mi, personalmente, me impresiona de esta persona se puede resumir en estos puntos:

  • Pudo ser un bala perdida pero una maestra le recondujo de pequeño y le ayudó a buscar su camino. Un ejemplo para todos los que creen que no tienen arrglo
  • Creó de la nada una empresa, basándose en el conocimiento de su amigo Woz y en su determinación
  • Tuvo una visión del futuro y luchó para conseguir que esa visión fuese real, nada ni nadie pudo pararle
  • Cometió errores, fue despedido de la empresa que fundó por alguien que contrató el mismo, pero supo reaccionar, siguió su instinto y nunca dudó sobre su visión
  • Sufrió en lo personal, pero nunca uso su enfermedad como excusa ni como disculpa, al contrario, consiguió que la cercanía de la muerte reafirmara sus motivaciones
  • Nunca buscó solo el dinero, aunque lo consiguió a toneladas, siguió moviéndose cuando algunos se habrían retirado
  • Su visión nos ha traído más cerca a la tecnología y la ha hecho más agradable y fácil de usar

En palabras de gente que le conoció, no fue una persona fácil de tratar, a veces fue un déspota y a veces un auténtico dictador, aunque también sabía ser agradecido y detallista. Una personalidad, en suma, centrada en conseguir hacer realidad sus ideas y que nos ha aportado muchos ratos buenos con sus productos.

Descanse en paz.

Os dejo un video con el discurso que dio Jobs en Stanford, muy motivador: