Operación Megaupload o como se acaba con internet…

internet

Hoy me vais a permitir contaros un cuento. Mi vena de escritor de ficción se secó hace años tras no conseguir terminar la novela en la que estaba enfrascado (la informática ganó la partida a las musas del hiperespacio), pero hay veces en que la realidad supera a la ficción y me pregunto si el mundo no tendrá un guionista muy retorcido.


Año 2032:

Levanté mi refresco de la mesa, ya estaba casi vacío, pero no me importaba porque llevaba tiempo caliente y el gas empezaba a molestar más que a refrescar. Levanté la vista hacia el monitor y me encontré la habitual página de login de mi proveedor de contenidos. Estaba preparando un reportaje sobre el aniversario de la operación megaupload o cómo se terminó con la internet del siglo XX y se pasó a la commernet actual y se me había cerrado la sesión sin darme cuenta. Revisé mi reloj, las 2 de la mañana…, no debería estar levantado.

Tecleé el usuario y el password que me había proporcionado la productora e introduje otra vez el dedo en el identificador de ADN. La verdad, se me van a borrar las huellas dactilares si el trasto sigue raspando para analizar la piel. Al menos este modelo era mucho menos molesto que los del año pasado, algunos hasta te pinchaban para extraer sangre.. “cosas de la seguridad” nos decían, así se evita que la gente pueda compartir cuentas personales y se ahorren pagar por los servicios de commernet. ¡siempre hay piratas por todas partes!

– Veamos… Estábamos repasando el año 2012, nos quedamos en la operación megaupload… Bien, visitaremos la base de datos de los periódicos de la época.

– Mierda, no tengo acceso completo, la productora solo ha pagado por el acceso básico, tendré que comprar una extensión para poder llegar a esa información… Bueno, se lo cargaré a la tarjeta de la empresa, ya veremos luego si me devuelven el dinero. Otra vez a meter el dedo en el dichoso aparatito… Francamente, estoy deseando que llegue el reconocimiento heurístico no intrusivo que prometen en las noticias…

– ¡Conseguido!, ya tengo acceso ¡¡por 15 minutos!! ya puedo darme prisa. me voy corriendo al frigo para sacar una lata nueva y me pongo al teclado.

– En 2012 internet era una red que conectaba a más de 1900 millones de personas con un gasto mínimo, no está mal para una población de 6700 millones… umm. Los contenidos que circulaban por internet solo eran controlados por ciertos países con regímenes totalitarios, el resto circulaba sin restricciones.. ¡increible!. El comercio electrónico y la circulación de conocimiento y cultura se disparó en un movimiento sin precedentes en la humanidad. Nunca antes un ser humano ha tenido a su disposición tanta información por el simple hecho de tener un equipo conectado a la red.

– Ese mismo año EEUU (primera potencia militar de la época) decide promulgar una ley llamada SOPA para evitar que se dañen intereses norteamericanos en el campo de la propiedad intelectual, todo ello instigado por los estudios cinematográficos y las discográficas de la época, que habían dedicado recursos inmensos en presionar a los legisladores. ¿cómo es esto posible? algo se me escapa, seguiremos mirando….

– El 18 de Enero de 2012 se produce una protesta en internet contra SOPA, el primero de los dos blackouts que dejarán sin servicios de internet a miles de millones de usuarios intentando congelar la ley… ¡leche! me quedan 5 minutos de conexión o tendré que volver a pagar… aceleremos..

– El 19 de Enero, en un movimiento coordinado e imposible desde el punto de vista de la legalidad internacional, el FBI en colaboración con otras fuerzas del orden de varios países detienen a los dueños de Megaupload, una empresa de internet dedicada a facilitar el intercambio de archivos entre particulares. Al parecer esta empresa se dedicaba a permitir que los piratas difundiesen material protegido por copyright, sobre todo de empresas norteamericanas. Los servidores también han sido desconectados de internet y, en suma, los 150 millones de usuarios de ese servicio han dejado de poder acceder al mismo.

– A partir de ese momento las empresas de internet empiezan a sufrir ataques de las fuerzas de EEUU, bien deteniendo a sus responsables o parando los servicios tras la notificación por parte de los poseedores de derechos de autor (las grandes discográficas o estudios cinematográficos). Caen una a una todas las empresas de intercambio de archivos y SOPA termina aprobándose y con ella una sección de censura global para atacar a la piratería y los piratas. Hay muchas fechas aquí, hagamos un resumen… Ya no me queda tiempo…

– Los usuarios protestan masivamente utilizando internet como campo de batalla, unos ciberterroristas bajo el apodo de Anonymous decide bloquear y eliminar las webs gubernamentales de EEUU y de los estudios y empresas relacionadas. Las protestan arrecian por twitter (una empresa de mensajería) y facebook (una red social de las de antes) y los usuarios salen a la calle apoyando movimientos creados por la crisis económica global y buscando más democracia. Medios de los distintos gobiernos reprimen con fuerza estas manifestaciones y se producen muertos en varios países. EEUU decide cerrar Twitter y Facebook temporalmente para evitar la coordinación de los distintos movimientos, sin embargo programadores de todo el mundo crean un sistema distribuido de comunicación que sustituye a twitter y facebook y que no requiere de servidores centrales (freemecom). ¡rápido! el servidor me avisa de que la conexión se me va a cerrar, adelantaremos un poco…

– En diciembre la incidencia de la piratería había disminuido aparentemente en un 90%, sin embargo freemecom había coordinado operaciones contra los estudios y las discográficas haciendo que sus ventas se viesen reducidas en un 50% y que ahora se exigiera un impuesto global para mantener los emporios del espectáculo, mientras, se distribuían por internet creaciones de grupos de usuarios que fuera de los circuitos comerciales empezaban a sustituir a los productos que generaban las majors… EEUU decide aprobar otra ley que permitirá bloquear el tráfico de freemecom y las operadoras de telecomunicaciones empiezan a sufrir las consecuencias de una internet con flujos capados. La población conectada había bajado hasta solo 800 millones y el comercio electrónico había retrocedido a niveles de 10 años atrás.

– El 2013 EEUU decide cerrar internet para todas las personas que no estén identificadas de manera legal. Es el nacimiento de commernet, inicialmente para permitir las transacciones comerciales seguras, pero con el filtrado de mensajes y la monitorización de las comunicaciones como segundo objetivo. Freemecom deja de funcionar. La infraestructura de internet deja de ser libre y queda bajo el control de una sección internacional llamada earthlink. La última empresa en caer es Google, que ya no tiene cabida en el esquema nuevo de commernet y deja, en su caída, millones de usuarios sin servicios. internet ha muerto.

– Se acabó la conexión…, ¡mierda!, pues no pienso pagar otra vez… No me pagan lo suficiente, total, solo es una reseña en el vigésimo aniversario de la operación megaupload… Nada tan importante, ¿quién querría una red donde cualquiera pudiese estar conectado y sin tener que identificarte? ¿quién querría poder intercambiar mensajes sin ser filtrados por el gobierno? ¿quién podría querer disfrutar de cultura sin pagar a los grandes estudios que tan amablemente los han generado?.. Estos chicos de principios de siglo estaban un poco locos.

Acabo de recibir un email, viene de la dirección de contraterrorismo de earthlink, tengo dos horas para explicar mis accesos a informaciones “subversivas” sobre internet y aportar mis credenciales y autorización como periodista… Bueno, otra vez con el dedo en el aparatito, no quiero despertar suspicacias, ya pasé un mes en el trullo por copiar el último libro de Harry Potter y no borrarlo a tiempo del dispositivo… Y eso que no me gustaron las aventuras del anciano mago…