Como tratar a los intratables (en internet)

No alimentes al troll

Hace mucho tiempo que pertenezco a la red linkedIn, de hecho llevo más de 5 años perteneciendo a esta red. Siempre la he considerado como un sitio serio y donde era posible hacer buenos contactos de negocios. Alguna vez he usado mi perfil de linkedin como carta de presentación o he entablado contacto con algún cliente a través de esta red. En suma, algo profesional.

Desde un tiempo a esta parte, linkedin se está llenando de más y más gente que no tiene el caracter suficiente para estar en una red profesional, que pretende usarlo como un simple altavoz de sus demandas laborales o de sus opiniones politico-económicas. Siempre he tratado de alejarme de estos últimos porque, al fin y al cabo, una red de contactos profesionales no es para eso.

Hace unos pocos días me invitaron a un grupo cerrado que se llama: “Emprendedores de Nuevas Tecnologías”, no es que yo me considere un emprendedor, pero si que soy empresario del sector (aunque de empresa pequeña y a la fuerza), pero si que considero emprendimiento mi última aventura con biblioeteca. Me pareció una buena oportunidad de poner en común ilusiones y problemas que seguro que todos hemos tenido.

Me sorprendió mucho que en ese grupo alguien pusiera un mensaje titulado: “¿Se pueden encontrar emprendedores en el movimiento las acampadas del 15M?” y preguntase directamente si entre los participantes en el 15M podría encontrar colaboradores para un proyecto suyo. Es una pena que no os pueda poner un enlace al diálogo completo, pero es un grupo cerrado y se necesita invitación para entrar. Os haré un resumen muy, muy somero:

Tras no recibir respuestas positivas ni negativas (solo algunos consejos bienintencionados para ayudarle a captar gente), parece que se harta del tema y pasa a quejarse:

Sigo sin encontrar emprendedores entre la gente del 15M. Quieren un empleo estable, pero eso de arriesgar -trabajar sin cobrar hasta tener beneficios, en lugar de estar en casa sentado en el sofá-… como que no. :-(

Ante eso, que me parece muy raro, simplemente me limito a preguntarle sobre el tipo de trato que está ofreciendo, ya que a mi me ha pasado alguna vez que me ofrecían un puesto sin cobrar hasta que hubiese beneficios, pero sin entrar a ser socio… (si, hay gente que hace eso), mi mensaje, y que debió encender sus alarmas fué este:

A ver, una cosa es ser socio de un negocio y que no se cobre hasta que no se tengan beneficios (pero luego la propiedad y los beneficios son compartidos) y otra muy distinta trabajar gratis para luego, con suerte, cobrar el salario… ¿Qué les estás proponiendo exactamente?

A partir de este momento pasó a modo pasivo-agresivo y su próximo mensaje ya empezaba por un:

¿Tengo cara de cabrón? ¿Tú que crees…?

Y luego empezaba a echar pestes del 15M con perlitas como:

La gente que más llora, lo que quiere es un sueldo fijo, aunque sea una miseria, y prefiere quedarse comiendo donuts y viendo un reality deprimente que intentar esforzarse lo más mínimo en generar oportunidades de negocio….
En fin, es que me revuelve el estómago ver a gente emborrachándose en los bares los fines de semana, muchos de los cuales no tienen trabajo, y se están literalmente puliendo el paro en gilipolleces. A mi ese especímen de ciudadano, no me merece ningún respeto…

Viendo que la cosa pintaba mal, simplemente intento calmarle empezando por un:

Hugo, no te conozco, simplemente te preguntaba el tipo de propuesta que haces.

Y luego el repetía los consejos que a mi mismo me dieron en su momento.. Parece que el tema de que le aconsejase alguien de menos nivel que Steve Jobs ya le hacía de menos. Su siguiente mensaje (cada mensaje que mandaba este individuo era el doble de grande que el anterior) ya aplicaba ad-hominem, contra mi, contra mi empresa y contra mi experiencia… Parece ser que su señoría la divinidad no esperaba consejos en esto de emprender…

Cansado de la charlatanería, simplemente le dije que dejase de buscar entre la gente del 15M como si fuera una fábrica de parados y que si quiere socios los busque de entre la gente de confianza (no hay otra forma si quieres formar un proyecto serio), ante lo que en su respuesta (otra vez del doble de tamaño) dice cosas como:

Y tu actitud paternalista con frases como “Ya tendrás tiempo para quejarte cuando te lleguen los verdaderos problemas.” me encajan más en alguien con trayectoria profesional y vida a sus espaldas. No necesitamos medirnos el pene ni ponerle la mano en el hombro al otro. Y no me ha molestado, sencillamente me ha entrado la risa…

me siento dolido, sobre todo cuando veo a gente que como tú, directamente me etiqueta sin tener p. idea de lo que hay detrás de estos comentarios

una de las cosas que les pido a mis colaboradores, es que no se comporten como príncipes/princesitas, que me digan lo que piensan a la cara, que discutamos las cosas, sin tapujos, sin censura, sin complejos.

Y yo, como princesita llorando como una magdalena, me retiro a mis aposentos a mascar amargamente la derrota dialéctica infligida por alguien que no tiene más que hacer que engordar los post hasta convertirlos en avalanchas de gracietas sin sentido, quejas melindrosas y comparaciones odiosas… Olvidándome de mis 7 años como empresario, de mi etapa de profesor universitario, de mis proyectos europeos y de mis logros técnológicos (que seguro que él los supera todos y con las manos atadas a la espalda, y sin ofender a nadie).

Solo llevo desde 1989 conectado a internet y ya tuve mis primeros flames en los newsgroups de usenet en el 93 (todavía guarda algo google para el que dude de ello), no quiero gastar más tiempo en pobre gente como esa. Mi consejo de abuelo cebolleta ante gente intratable e irrazonable como esa es: “que les den…” todos viviremos más tranquilos haciendo oidos sordos a estupideces, por mucho que vengan de redes profesionales o de grupos más o menos selectos. Internet siempre será internet y a los trolls hay que ignorarlos.

Chim-pun.