Lo nuevo de google… Todavía no

Estos días hemos estado asistiendo a la presentación de nuevos productos de google. Como todo lo que tiene que ver con esta compañía es, por definición, interesante, lo que hace que nos lancemos ávidos de novedades a su vista y evaluación.

Desde hace unas semanas hay dos elementos que han hecho mover “rios de tinta” por internet. El concepto de google wave y el sistema operativo chrome OS. Después de mucho esperar (para chrome) y de mucho penar (para wave) he tenido acceso a ambos sistemas y, tengo que decirlo, me han decepcionado.

No es ya el tema de ser sistemas en beta, a eso nos ha acostumbrado muy bien google, es que realmente la revolución de conceptos y/o las novedades que se prometían (o intuian), se han quedado en poco más que agua de borrajas.

Vayamos por partes después del salto:

1. Google wave

Ha habido pocas cosas con las que me haya sentido más ansioso por conseguir como una invitación a google wave. El concepto que presentaban era interesante, colaboración en tiempo real, integrar todos los medios habituales de comunicación por internet en uno solo, integración mediante apis, gadgets y robots…

Lo primero que hice cuando me llegó la invitación fue intentar buscar a algún amigo que tuviese wave… Pero eso era casi imposible, así que me entretuve en lo que pude mientras revisaba qué se podía hacer con la ola. Después de conseguir tres o cuatro personas con las que poder establecer una ola veo que lo más gratificante que he podido hacer con ellos es jugar un sudoku a pachas…

Mi google wave en acción

Mi google wave en acción

Francamente, el hecho de poder ver cómo te escriben un correo, o de poder volver a ver cómo se generó la ola, o poner votaciones sencillas no era lo que yo esperaba de esta “revolución”. Después de unos días trasteando, e intentado encontrar una utilidad seria para la ola (todos mis intentos terminaban usando otra aplicación más cómoda para lo que estaban haciendo) decidí que ya no sabía qué hacer con la ola…

O bien google nos ha sacado una versión reducida de lo que piensa que será el futuro del email, o bien tiene confianza en que la gente descubra un concepto nuevo (que a mi se me escapa) y empiecen a desarrollar para wave complementos que ahora mismo no existen y que harán de wave un medio eficaz de comunicación. Quizá el mayor problema encontrado es el de la incomunicación. Igual si todo el mundo tuviese su cuenta wave, como tienen de correo, se hallarían mejores formas de utilizar la aplicación… Aunque sea para sustituir al messenger.

2. Chrome OS

Después de ver el video de presentación de Chome OS que os pongo a continuación, uno ve claro el concepto de un “thin client” de los de antaño, pero en lugar de servidor X utilizar un navegador.
Imagen de previsualización de YouTube

Así en principio parece una buena idea. Ahora bien, llevarla a la práctica es otra historia bien distinta. Después de la presentación incial ya había instrucciones del proyecto chromium para compilar chromium OS y ni corto ni perezoso me puse a ello. Por suerte yo uso ubuntu karmic ya desde hace tiempo, por lo que la parte más dificil para algunos estaba solucionada.

Tras varias horas entre compilación y generación de imágenes, conseguí por fin un usb instalable y una imagen para vmware. Instalé la primera en mi eeePC 701 y la segunda en una máquina virtual de virtualbox.

Pantalla de inicio de Chromium OS

Pantalla de inicio de Chromium OS

Lo primero que se ve es que es necesario entrar con una cuenta de google, lo que me trajo problemas para mi eeePC, ya que tuve que conectarlo por ethernet para que cogiese red y así poder conectar a internet. Se supone que debería preguntarse por datos de la wifi en la instalación, o dar la opción de modificarlos antes de hacer login… Lo dejo ahí como sugerencia gratuita para google.

Una vez hecho login, nos aparece el navegador como única aplicación. No hay manera de ejecutar nada más y lo único que tenemos “extra” son los tres iconos de la parte superior derecha que nos permite ver la hora, el estado de la bateria, elegir la conexión de red (ahora si), y por último otro iconito que da acceso a configuración del navegador.

Chromium OS en acción

Chromium OS en acción

Una de las cosas más molestas (a parte del hecho de que esto no está preparado para la resolución de mi eeePC), es que no hay una forma “suave” de apagarlo, se les ha olvidado poner un botón de apagado… El uso de las aplicaciones en el navegador es el normal desde chrome, pero echo de menos muchas cosas que, usando esta filosofía, google parece haber dejado de lado. El primer ejemplo que se me viene a la mente es el de un simple “navegador de archivos”… Vale que Google quiera que todo el almacenamiento esté en la nube, pero es que ni siquiera puedes ver las fotos que acabas de sacar con tu cámara en un bicho de estos…

¿Qué tiene por dentro? Si accedemos a una terminal (Ctrl-alt-t), podemos ver esto:
consola

Y si, lo veis bien… Es un núcleo de linux, compilado para una distribución ubuntu. Así que tendrá todo el soporte de hardware que tenga esta distribución, que no es poco.

Conclusión: Google está intentando vender un linux “camuflado” de cliente ligero de internet cuya mayor ventaja es que arranca muy rápido y como desventaja tiene que no puede ejecutar nada fuera del navegador. Como estrategia de marketing para vender netbooks “google powered” no me parece mal, pero le falta mucho trabajo para poder ser una alternativa a los sistemas operativos de verdad (incluido el propio ubuntu netbook remix).

Seguiremos atentos.