ERPyme vuelve a la carga

Después de una obligada ausencia de la red, nos hemos decidido y hemos vuelto a poner online el sitio web de ERPyme.

ERPyme es un sistema de gestión escrito en Java y con licencia libre-libre. Si, usamos la Apache v2.0 y estamos muy orgullosos de ello.

ERPyme surge de un proyecto de programa de gestión para uno de nuestros clientes. No fue muy complicado convencerle de que la mejor manera de proteger su inversión es liberar el código bajo licencia opensource. La primera versión de este ERP ya ha estado probado en varias empresas que han llegado a facturar usando ERPyme más de 30 millones de Euros.

El proyecto está todavía inmaduro. Se hicieron muchas cosas ad-hoc para el primer cliente y ahora es el momento de eliminarlo y dejarlo todo bien. También hay que darle un lavado de cara y hacer que la instalación sea más amigable, así como completar la documentación de usuario y desarrollador.

Pero algo es algo. Vivan los ERP libres Españoles (y si, openbravo no me gusta, ni como empresa ni como software).

¿os animais a colaborar?

Un ejemplo de no-venta online…

Últimamente pierdo mucho tiempo con uno de mis clientes, y lo más curioso es que la parte técnica está casi resuelta, pero me esta sirviendo, y mucho, para entender lo que se viene en denominar el “mercado global”.

Mi cliente, que actualmente lleva un servicio de impresión digital, en el que puedes generar con un programita (solo para windows…) tu album de fotos, o tu calendario, o regalos personalizados y luego mandarlos a imprimir y que te lleguen a casita, obteniendo cierto éxito; decidió que era hora de ampliar el mercado ya que la saturación en este aspecto es bastante alta. De todas formas, tampoco está muy clara la razón por la que algunos clientes eligen un album u otro… Todos están a un click en internet y aunque la calidad del resultado es abismal entre unos y otros casi nadie se para a compararlos. ¿Se os ocurre como ampliar un negocio como este?

Logo Real Madrid
Por desgracia los análisis de mercado para los productos online son muy escasos y de poca fiabilidad, y que lo que suele primar en estos casos es tener la idea feliz y tenerla antes que otro… A mi cliente se le ocurrió la idea de generar albumes, calendarios, etc. con fotos de famosos… O mejor dicho, con fotos oficiales de una marca que tenga tirón y muchos seguidores…. Y se lanzó a negociar con el Real Madrid para conseguir el negocio.

Después de mucho penar, consiguió un contrato leonino con el club blanco donde el club ponía todas las restricciones del mundo y se llevaba una pasta gansa, vendiese o no el producto… Así pues, se podrían generar albumes, calendarios, posters y demás con fotos oficiales del Real Madrid… Suena bien. ¿no?

Pues no.

Sigue leyendo

La insoportable levedad del trabajador

Hay veces en las que me olvido de que soy un empresario y me dedico a trabajar, como cualquiera en cualquier empresa, soportando los caprichos de los clientes y olvidándome de todo lo demás. En el fondo puse la empresa para poder evitar las arbitrariedades de un jefe que, generalmente, no estaba capacitado para dirigir equipos de trabajo más que para cualquier otra cosa, cosa que igualmente podría hacer yo.

Sin embargo, no es lo mismo ser jefe que ser empresario. He tenido que hacer las entrevistas de trabajo a todos mis empleados y, generalmente, he acertado al contratarlos. La mayoría son excelentes profesionales y muy entusiastas en su trabajo. Tengo que reconocer que no les pago demasiado, pero las condiciones que les ofrezco nada tienen que ver con lo que se vive en una gran consultora o una carnicera al por mayor… En fin, que considero que la empresa es el conjunto de gente que está comprometida con ella y ese es nuestro único capital real (porque del otro ya no nos queda nada, todo hay que decirlo).

Hay momentos, como empresario, que desearía no tener que pasar. A parte del momento en que saco la calculadora para ver si hay dinero en la cuenta para pagar las nóminas y los impuestos, es algo terriblemente complicado para mi tener que despedir a alguien. Solo lo he hecho cuando la supervivencia misma de la empresa dependía de ello y he intentado evitarlo a toda costa en cualquier otra circunstancia… Aunque alguna vez he deseado no tener tantos escrúpulos.

Toda esta introducción viene, sirvame de descargo, provocada por una reclamación que he recibido por un ex trabajador de mi empresa que se empeña en cobrar atrasos de convenio (se acaba de firmar un nuevo convenio tic que sustituye al de 2006) año y medio después de que abandonase la empresa. No voy a entrar en el tema de si es legal o no, o de si finalmente tendremos que pagárselos, pero si os contaré una de las historias amargas de mi vida como empresario.
Sigue leyendo