El ¿apagón? de ayer

Hoy me hago una pequeña reflexión ¿estamos tontos o qué?

Ayer, a las 19:55 estaba convocado por varias plataformas (inicialmente en París) un apagado de luces general que sirva para hacer pensar sobre el daño que el consumo excesivo de energía está provocando en el planeta. Un objetivo encomiable y una forma original de llamar la atención.

Según todos los medios, en España también se notó ese “apagón”, en unos 1000MW… Yo participé apagando las luces en micasa y usando linternas para que los niños no empezaran a ponerse histéricos… Pero había problemas:

  1. ¿Cuando carajo apagar las luces? Eso de las 19:45 es una hora muy relativa con un reloj ajustado a mano y no voy a encender el ordenador y sincronizarlo por NTP para saberlo. Total, que tuve que encender la radio y, si, estaban retrasmitiendo el evento.
  2. Llegada la hora y después de luchar con los niños para que no volviesen a encender las luces me atrevo a mirar por la ventana para apreciar el efecto sobre la ciudad…
  3. Eso, no hay efecto. Desde mi casa se siguen viendo las mismas luces, las mismas ventanas iluminadas, todas las farolas, los coches y demás elementos de contaminación luminosa habitual.
  4. En la radio nos dan las campanadas de las 8 y conectan con REE… 1000MW menos.

Mis conclusiones sobre el hecho son las siguientes (las pongo sin orden)

  • Las personas son (somos) unos borregos. Si las radios y las teles no nos lo recuerdan NADIE hubiese apagado las luces. Cosa normal a esa hora de la tarde, ya que ¿contra quién era la protesta?
  • ¿Conseguimos algo?.. Pues quitando el efecto mediático de tener algo que retrasmitir a esa hora (con el consiguiente despilfarro de medios en mover unidades móviles a REE y demás) el resto es pura anécdota.
  • Y sobre todo… ¿hay alguien con más conciencia del cambio climático después del hecho? … Pues va a ser que no.

Igual sería mejor que los gobiernos, en lugar de apagar un monumento 5 minutos, tomasen medidas de verdad para cumplir el protocolo de Tokio o para fomentar energías sostenibles.

Ya sabes, apaga el ordenador y sal a la calle… Ahorrarás energía y mejorarás en salud.